MOMO nació en la década de 1960; su historia es un ejemplo de espíritu creativo y empresarial con visión de futuro, que permitió a una pequeña empresa italiana crecer y conquistar mercados.

Todo comenzó como una pasión por la competición internacional.. Un día Giampiero Moretti, estudiante de la Universidad y el piloto de carreras no profesional, recibió de un amigo muy especial un volante, especialmente hecho para su coche.

Era más pequeño que los volantes típicos, pero fue la empuñadura, mucho mayor que lo habitual, que permitió un excelente agarre y mejorar el control de los coches. Ese extraño volante atrajo la atención de muchos pilotos, y entre ellos, por el equipo de John Surtees Ferrari.

Ese mismo año fue particularmente exitoso para Surtees y Ferrari, quien ganó el Campeonato de la Fórmula 1; y de Moretti, quien vivió su primer momento de gloria.

Muchas pedidos comenzaron a llegar y de a poco la pasión se fue transformando en un negocio. En 1966 fue creada una planta en las afueras de Verona y así nació MOMO (iniciales de Moretti-Monza). Uno de los primeros pedidos llegaron procedentes de Ferrari, que decidió que las ruedas MOMO sean utilizadas en todos sus coches de carreras. Gracias a esta tarjeta de negocio formidable, MOMO comenzó una subida en los mercados internacionales.

Hoy más que nunca en la pista, MOMO es el lugar ideal para desarrollar sus productos y conseguir la seguridad completa que necesita...

Diseño, avanzada tecnología, calidad e imagen son los puntales que llevan a MOMO al éxito.

Por todo ésto, cómo representantes de MOMO ITALY en Latinoamérica, les acercamos todos los productos de la prestigiosa marca Italiana.